¿Qué ejercicios son prohibidos para las personas que padecen de hernia discal en la lumbar?

En este artículo, abordaremos una pregunta importante para las personas que padecen de hernia discal en la lumbar: ¿Qué ejercicios son prohibidos para ellos? Como sabemos, esta condición puede ser muy dolorosa y limitante, por lo que es fundamental conocer las actividades físicas que deben evitarse. A continuación, te presentamos una lista de ejercicios que pueden agravar la hernia discal lumbar y que, por tanto, deben ser descartados en la rutina de entrenamiento. ¡Toma nota!

Puntos clave
Personas con hernia discal en la lumbar deben evitar ejercicios que involucren movimientos bruscos o de impacto como correr, saltar o levantar pesas
Ejercicios que impliquen flexión o extensión de la columna vertebral deben realizarse con precaución y bajo supervisión médica
Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de los músculos de la espalda y abdominales son recomendados para prevenir futuras lesiones y reducir el dolor
Actividades de bajo impacto como caminar, nadar o andar en bicicleta son ideales para personas con hernia discal en la lumbar

Los ejercicios prohibidos para personas que padecen de hernia discal en la lumbar son:

1. Ejercicios de impacto:

Actividades que implican saltos, choques o golpes bruscos como correr, saltar a la cuerda, hacer saltos de tijera, entre otros, deben ser evitados.

2. Ejercicios de levantamiento de peso:

Levantar objetos pesados o hacer ejercicios de fuerza como sentadillas, peso muerto, press de banca o levantamiento de pesas, pueden agravar la hernia discal lumbar.

Leer también:  Cómo calcular la frecuencia cardíaca máxima

3. Ejercicios de flexión:

Ejercicios que impliquen flexión de la columna vertebral, como tocar los dedos de los pies, pueden aumentar la presión en la zona afectada y generar dolor.

4. Ejercicios de torsión:

Ejercicios que impliquen torsión de la columna vertebral, como giros bruscos o movimientos en rotación, deben ser evitados ya que pueden empeorar la hernia discal lumbar.

Es importante que antes de realizar cualquier tipo de actividad física, las personas con hernia discal lumbar consulten con su médico o fisioterapeuta para recibir recomendaciones personalizadas y adecuadas a su condición.

¿Cuáles son los ejercicios prohibidos para hernia de disco lumbar?

Los ejercicios prohibidos para las personas que padecen de hernia discal en la lumbar son aquellos que implican una carga excesiva en la columna vertebral y/o movimientos bruscos que puedan generar una mayor presión en la zona afectada.

Entre los ejercicios que deben evitarse se encuentran:

1. Levantamiento de pesas: este tipo de actividad supone una sobrecarga en la columna vertebral y puede agravar la hernia discal.

2. Sentadillas con peso: este ejercicio también implica una carga importante en la espalda, especialmente en la zona lumbar, por lo que se recomienda evitarlo.

3. Abdominales tradicionales: los abdominales tradicionales, es decir, aquellos que implican levantar la cabeza y los hombros del suelo, pueden generar una presión en la zona lumbar que puede empeorar la hernia de disco.

4. Ejercicios de impacto: los ejercicios de impacto, como correr o saltar, pueden generar una mayor presión en la columna vertebral y, por lo tanto, deben evitarse.

5. Flexiones de tronco: las flexiones de tronco, en especial aquellas en las que se flexiona la columna vertebral, deben ser evitadas ya que pueden empeorar la hernia de disco lumbar.

Es importante recordar que cada caso es particular y que, por lo tanto, es necesario consultar con un especialista antes de realizar cualquier tipo de ejercicio en caso de padecer una hernia discal lumbar.

Leer también:  ¿Cuántas calorías tiene el pulpo?

¿Cuáles son los ejercicios prohibidos con dolor lumbar?

Si padeces de hernia discal lumbar, hay ciertos ejercicios que deben ser evitados para prevenir el empeoramiento del dolor. Estos son algunos de los ejercicios que se deben evitar:

Peso muerto con barra: Este ejercicio requiere levantar una barra del suelo hasta la cintura. Es un ejercicio de alto impacto que puede poner una gran cantidad de presión en la columna vertebral y agravar la hernia discal lumbar.

Sentadillas con barra: Las sentadillas con barra ejercen una gran cantidad de presión en la columna lumbar, especialmente si se realizan con peso. Este ejercicio debe ser evitado si padeces de hernia discal lumbar.

Levantamiento de piernas extendidas: El levantamiento de piernas extendidas es un ejercicio popular para trabajar los abdominales, pero puede ser perjudicial para las personas con hernia discal lumbar. Este ejercicio ejerce una gran cantidad de presión en la columna vertebral y puede aumentar el dolor en la zona lumbar.

Flexiones de tronco: Las flexiones de tronco, también conocidas como “toques de dedos de los pies”, son otro ejercicio que debe ser evitado si padeces de hernia discal lumbar. Este ejercicio ejerce una gran cantidad de presión en la columna vertebral y puede aumentar el dolor lumbar.

Es importante recordar que cada persona es diferente y que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Siempre es recomendable consultar con un médico o fisioterapeuta antes de comenzar cualquier programa de ejercicio si padeces de hernia discal lumbar.

¿Cuáles son los ejercicios contraindicados para la protrusión discal?

Los ejercicios contraindicados para la protrusión discal son aquellos que generan una carga excesiva en la columna lumbar y pueden agravar la lesión. Algunos de estos ejercicios son:

1. Sentadillas con peso: Este ejercicio implica una gran carga en la columna lumbar, lo que puede aumentar la presión en los discos intervertebrales y provocar una mayor protrusión discal.

Leer también:  Cuántos rayos UVA equivalen a 10 minutos?

2. Saltos con peso: Al igual que las sentadillas con peso, los saltos con peso pueden generar una gran carga en la columna lumbar y agravar la lesión.

3. Levantamiento de peso muerto: Este ejercicio también implica una gran carga en la columna lumbar y puede provocar una mayor protrusión discal.

4. Abdominales tradicionales: Los abdominales tradicionales implican una flexión repetida de la columna lumbar, lo que puede aumentar la presión en los discos intervertebrales y agravar la lesión.

5. Ejercicios de impacto: Ejercicios como correr, saltar, hacer boxeo o artes marciales pueden generar una gran carga en la columna lumbar y agravar la lesión.

Es importante que las personas que padecen de hernia discal en la lumbar consulten con un especialista en fisioterapia o medicina deportiva para conocer cuáles son los ejercicios adecuados para su condición y evitar lesiones o agravamientos.

¿Es posible realizar sentadillas con hernia de disco?

Si padeces de hernia de disco en la lumbar, es importante que sepas qué ejercicios son prohibidos para evitar empeorar tu condición. En cuanto a las sentadillas, es posible realizarlas, pero debes tener en cuenta algunas consideraciones importantes.

Primero, es necesario que consultes con tu médico o fisioterapeuta antes de intentar realizar cualquier tipo de ejercicio. Ellos podrán evaluar tu condición y determinar si las sentadillas son adecuadas para ti.

Si te dan el visto bueno, es importante que realices las sentadillas con la técnica adecuada. Esto significa que debes mantener la espalda recta en todo momento y no doblarte hacia adelante. También debes evitar cargar demasiado peso, ya que esto puede ejercer una presión excesiva en tu columna vertebral.

Es importante tener en cuenta que las personas que padecen de hernia discal en la lumbar deben evitar ciertos ejercicios que pueden agravar su condición. Los ejercicios de alto impacto, como correr o saltar, así como los ejercicios que involucran movimientos bruscos de la columna vertebral, como el levantamiento de pesas o la flexión excesiva, deben ser evitados. En su lugar, es recomendable realizar ejercicios de bajo impacto y de fortalecimiento muscular, como caminar, nadar o hacer yoga. Es importante consultar con un especialista antes de comenzar cualquier programa de ejercicios para evitar lesiones y mejorar la salud de la columna vertebral.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.