Cómo curar una negra por golpe

Este tipo de lesiones, también conocidas como hematomas, pueden ser muy molestas y dolorosas, pero por suerte existen diversas formas de tratarlas y acelerar su proceso de curación.

En este artículo te proporcionaremos información detallada y práctica sobre cómo tratar una negra por golpe, utilizando métodos naturales y medicamentos de venta libre.

Asimismo, te explicaremos qué medidas puedes tomar para prevenir su aparición y qué hacer en caso de que presentes síntomas preocupantes.

¡Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre cómo curar una negra por golpe!

Cómo curar una negra por golpe

Qué es una negra por golpe

Una negra por golpe es una marca en la piel que aparece tras un fuerte impacto. Es similar a un hematoma o moratón, y se produce por la rotura de los vasos sanguíneos debajo de la piel.

Tratamiento para curar una negra por golpe

Para curar una negra por golpe, se recomienda aplicar frío en la zona afectada durante los primeros días después de la lesión. Puedes utilizar una bolsa de hielo envuelta en una toalla, o un paquete de guisantes congelados envuelto en un paño. Aplica el frío durante 20 minutos cada vez, varias veces al día.

También puedes aplicar una crema o gel antiinflamatorio en la zona afectada para reducir la inflamación y el dolor. Es importante seguir las instrucciones del envase y no aplicar más de la dosis recomendada.

Si el dolor es muy intenso, puedes tomar analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno. De nuevo, es importante seguir las instrucciones del envase y no tomar más de la dosis recomendada.

Leer también:  Conseguir más velocidad en la conducción: ¿cuáles son las velocidades o marchas óptimas?

Después de los primeros días, puedes aplicar calor en la zona afectada para favorecer la circulación sanguínea y ayudar a que el hematoma se reabsorba. Puedes utilizar una bolsa de agua caliente o una compresa caliente durante 20 minutos varias veces al día.

Cuándo acudir al médico

En la mayoría de los casos, una negra por golpe se cura por sí sola en unos días o semanas. Sin embargo, si el dolor es muy intenso, la inflamación no mejora o el hematoma es muy grande, es recomendable acudir al médico para descartar lesiones más graves.

Si la negra por golpe se produce en la cabeza, es importante vigilar los síntomas como mareo, náuseas o pérdida de conciencia, ya que pueden indicar una lesión cerebral. En este caso, es imprescindible acudir al médico de inmediato.

¿Qué hacer para eliminar una uña negra por golpe?

Para eliminar una uña negra por golpe, lo primero que debes hacer es aliviar el dolor y la inflamación aplicando una compresa fría en la zona afectada durante unos 15-20 minutos varias veces al día.

Si el dolor es intenso, puedes tomar analgésicos de venta libre como el paracetamol o el ibuprofeno para reducir el dolor y la inflamación.

Es importante no intentar drenar la uña negra por ti mismo, ya que esto puede provocar una infección y empeorar la situación. Si la uña negra está causando un dolor insoportable, debes acudir a un médico especialista para que la drene de forma segura.

Una vez que la uña negra se ha drenado, es importante mantener la zona limpia y seca para prevenir infecciones. También es recomendable cubrir la uña con una gasa o vendaje para protegerla mientras se está curando.

Leer también:  ¿Qué es la hemoglobina media corpuscular alta?

En general, una uña negra tarda varias semanas o incluso meses en sanar completamente. Durante este tiempo, es importante evitar actividades que puedan causar más daño a la uña, como correr o golpear la zona afectada.

¿Cómo tratar una uña negra sin visitar al médico?

Si tienes una uña negra debido a un golpe y no quieres visitar al médico, hay algunas cosas que puedes hacer para tratarla en casa.

Lo primero es aplicar hielo en la zona afectada para reducir la inflamación. Deberás hacerlo durante 15-20 minutos, varias veces al día. Si no tienes hielo, puedes utilizar una bolsa de verduras congeladas o una toalla fría.

Es importante mantener el pie o la mano afectada elevados para reducir la hinchazón. Si tienes un reposapiés, úsalo. Si no, puedes utilizar almohadas o cojines para elevar la zona afectada.

El siguiente paso es asegurarse de que la uña no se infecte. Puedes aplicar una solución de alcohol isopropílico o peróxido de hidrógeno en la zona afectada para prevenir una posible infección. También puedes aplicar una crema antibiótica.

Si el dolor es muy intenso, puedes tomar un analgésico de venta libre como ibuprofeno o paracetamol. Asegúrate de seguir las instrucciones del paquete y no exceder la dosis recomendada.

Es importante ser paciente ya que la recuperación de una uña negra puede llevar varios días o incluso semanas. Si el dolor o la hinchazón no disminuyen después de unos días, o si la uña se vuelve más oscura, es recomendable acudir al médico.

¿Qué remedios caseros alivian el dolor de uña negra?

Remedios caseros para aliviar el dolor de uña negra:

1. Compresa fría: Aplica una compresa fría en la zona afectada durante 15 minutos varias veces al día para reducir la inflamación y el dolor.

2. Vinagre blanco: Remoja la uña en vinagre blanco durante 20 minutos al día para reducir la inflamación y el dolor.

Leer también:  ¿Cómo tapar un tatuaje?

3. Sal de Epsom: Remoja la uña en agua tibia con sal de Epsom durante 20 minutos al día para reducir la inflamación y el dolor.

4. Ajo: Aplica ajo machacado sobre la uña y cubre con una gasa durante 30 minutos al día para reducir la inflamación y el dolor.

5. Aceite de árbol de té: Aplica aceite de árbol de té sobre la uña y masajea durante unos minutos al día para reducir la inflamación y el dolor.

Recuerda que estos remedios caseros pueden aliviar temporalmente el dolor de uña negra, pero si el dolor persiste o empeora, es importante consultar a un médico para evaluar la gravedad de la lesión.

¿Cuál es el mejor remedio para aliviar el dolor en la uña después de un golpe?

El mejor remedio para aliviar el dolor en la uña después de un golpe es aplicar hielo en la zona afectada. Debes envolver los cubitos en una toalla o paño y colocarlos sobre la uña golpeada durante 15 a 20 minutos, varias veces al día.

Además, puedes tomar ibuprofeno para reducir la inflamación y el dolor. Recuerda leer las instrucciones del medicamento y no exceder la dosis recomendada.

Si la negra por golpe es muy dolorosa, puedes hacer un pequeño agujero en la uña con una aguja esterilizada para aliviar la presión. Sin embargo, esta técnica debe realizarse con mucho cuidado y preferiblemente por un profesional de la salud para evitar infecciones.

Recuerda que es importante mantener la uña limpia y seca para prevenir infecciones y acelerar la recuperación. Si el dolor persiste o la negra por golpe no mejora después de unos días, es recomendable consultar a un médico para recibir tratamiento especializado.

Las negras por golpe pueden ser dolorosas y molestas, pero existen varios métodos efectivos para curarlas. Desde remedios caseros como aplicar hielo o vinagre, hasta medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, es importante elegir la opción que mejor se adapte a nuestras necesidades y condiciones médicas. Además, es fundamental evitar la reaparición de las negras por golpe mediante la adopción de medidas preventivas, como usar protecciones durante la práctica de deportes o actividades físicas intensas. Recuerda que la salud es lo primero y, ante cualquier duda o complicación, es recomendable consultar con un profesional médico.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.